Infusiones frías, el mejor refresco del verano

Infusiones frías, el mejor refresco del verano

Hasta hace poco, muchos pensábamos que las infusiones estaban vetadas en la época estival. En absoluto, los aficionados a las infusiones pueden estar tranquilos. Las infusiones frías son el mejor refresco para un verano caluroso, son bebidas ricas, sanas y refrescantes. ¿Verdad que te parece una opción estupenda, frente a bebidas alcohólicas o refrescos azucarados?

Seguro que siempre has pensado que las infusiones estaban asociadas al invierno y no sabes cuáles son las mejores plantas para preparar tus bebidas frías. No te preocupes, en este post, te damos la solución.

Los tés son geniales para tomar en verano, son digestivos, nos estimulan y nos detoxifican, así que piensa en un delicioso té verde, que puedes acompañar con unas hojitas de menta fresca y una rodaja de limón. ¡Qué rico!

Prepararla es muy sencillo. Haz una infusión de manera tradicional, para luego enfriarlo y añadirle las hojas de menta y el limón. Recuerda que, en el caso de las infusiones frías, es recomendable añadir un poquito más de agua que en las infusiones calientes. Una vez frío, puedes agregar hielo y estará listo para consumir.

Por cierto, verás que, al enfriarse, disminuye la solubilidad de los compuestos extraídos, con que aparecerán precipitados, haciendo la infusión un poquito turbia. No te preocupes, eso es algo normal.

Otra idea es hacer una cantidad importante (cuatro bolsitas de té verde para 4 personas) con la finalidad de conservar en la nevera, en una jarra o botella con cierre hermético. Los sabores se habrán potenciado y la bebida estará bien fría, por lo que su poder refrescante será todavía mayor.

Haz una infusión de manzanilla, jengibre y lima. La preparación es muy sencilla: se infusiona la manzanilla y el jengibre en agua y se añade el zumo de lima. Déjalo enfriar y consume la mezcla en un vaso de cristal con mucho hielo. Tendrás una infusión digestiva, fría, sana y natural.

También es refrescante la infusión de té rooibos, limón y zumo de granada, una bebida apta para toda la familia, que no contiene teína. Su preparación es muy simple: prepara un té rooibos y añádele el zumo de un limón y de granada, déjalo reposar en la nevera. ¡Voilà! Ya tienes una bebida antioxidante perfecta.

Ve experimentando opciones, añade trozos de fruta fresca a tus preparados, investiga nuevas combinaciones y conviértete en el “coctelero” del verano. Y, si ves que lo tuyo no es complicarte demasiado, puedes optar por nuestra línea Tea Tac, donde encontrarás tus infusiones frías sin esfuerzo. Hidrátate mucho y disfruta del verano.

 

Página web cofinanciada por