Infusiones para embarazadas

Infusiones para embarazadas

Durante el embarazo, se producen multitud de cambios físicos y hormonales en el cuerpo de la mujer, por lo que el cuidado ha de ser continuo y minucioso.   

No todas las infusiones son aptas para su consumo durante el embarazo. Sin embargo, durante esta fase, pueden surgir molestias en el cuerpo de la mujer que pueden subsanarse con la ingesta de infusiones. 

Si durante el periodo de gestación surge alguna enfermedad de tipo respiratorio como gripe o catarro, el tomillo te puede ayudar con la congestión nasal. 

Es común que, durante los primeros meses de embarazo, por ejemplo, durante el primer trimestre, aparezcan náuseas y vómitos. Estas molestias pueden aliviarse con el consumo de una taza de manzanilla, que puede complementarse con la ingesta de menta y jengibre, que te ayudarán con el malestar estomacal. También es muy importante el descanso.

En ocasiones, durante el embarazo, dormir es complicado ya que se dan problemas para conciliar el sueño, provocados por el aumento de peso, que dificulta encontrar una postura óptima.

Para relajarte, no hay nada más natural que tomar una infusión de tila y melisa. Gracias a estas plantas, podrás descansar con mayor facilidad.

 El café no está recomendado durante el embarazo, por lo que podemos recurrir al té de forma moderada. Si no quieres complicarte, el rooibos es ideal para ti, pues no contiene teína, pero sí tiene propiedades antioxidantes.

 Por último, evita infusiones como la menta poleo, el regaliz o el boldo.  Recuerda que estás viviendo un momento único en tu vida y que la salud del bebé y la tuya son importantísimas. Disfrutar de estos momentos tan especiales con una infusión, es posible. Atrapa este momento.

 

Página web cofinanciada por