Mobiles

Ginkgo Hay 1 producto.

  • 3,94 € En stock

    Helps Botanicals Ginkgo biloba 100% natural a granel. La mejor infusión para memoria.

    3,94 €
    En stock
Mostrando 1 - 1 de 1 item

El ginkgo (Ginkgo biloba) es una planta medicinal procedente de Asia cuyas hojas se han utilizado desde hace más de 2.000 años frente a diversas dolencias, relacionadas sobre todo con el cerebro y el flujo sanguíneo.

Las hojas del Ginkgo biloba contienen flavonas (quercetol, kenferol, etcétera), lactonas terpénicas (ginkgólidos) y fitosteroles. Poseen efectos venotónicos más que notables, actúan como neuroprotectoras, vasodiladoras a nivel periférico, antiagregante plaquetario, antihemorroidal, diurético y antioxidante.

En la medicina tradicional china, las semillas del ginkgo se han tomado para combatir las flemas en ataques asmáticos y bronquitis, como antialérgico, para tratar la incontinencia urinaria, la enuresis infantil, la inflamación de vejiga, la candidiasis vaginal, y como tónico renal –yang– y revulsivo sexual. Y las hojas se han destinado a aliviar trastornos de circulación, inflamaciones reumáticas y problemas de la piel.

Propiedades y Beneficios del Ginkgo para la salud

Mejora la circulación sanguínea

En la medicina tradicional china, el ginkgo se usa para "abrir los canales de energía" a diferentes sistemas y órganos, incluidos los riñones, el hígado, el cerebro y los pulmones. De manera coherente, los científicos han descubierto que es capaz de dilatar los vasos sanguíneos y mejorar la llegada de la sangre a todos los tejidos del cuerpo.

Estudios realizados con personas mayores y con pacientes de enfermedades cardíacas revelaron que la complementación con ginkgo aumenta el flujo sanguíneo debido al incremento (hasta un 12%) en los niveles circulantes de óxido nítrico, un compuesto que ensancha los vasos sanguíneos.

Investigaciones adicionales también apuntan a los efectos protectores del ginkgo sobre la salud del corazón, la salud del cerebro y la prevención de accidentes cerebrovasculares.

Dado el efecto del ginkgo sobre la circulación no se debe combinar con fármacos que actúen sobre la coagulación sanguínea.

Mejora el funcionamiento del cerebro

Algunos estudios muestran que el ginkgo podría aumentar el rendimiento intelectual y el bienestar percibido. En concreto, podría mejorar la memoria, la concentración y la capacidad de atención.

Un estudio concluyó que en dosis de 480 mg diarios puede reducir la ansiedad, sobre todo en personas mayores.

Beneficioso para los ojos

El ginkgo puede proteger frente al desarrollo del glaucoma y la degeneración macular, que es la principal causa de ceguera en adultos, según una revisión de estudios. Algunas personas pueden incluso mejorar su visión.

Los buenos resulados observados en los estudios pueden estar relacionados con el aumento del flujo sanguíneo que llega a los ojos.

Ayuda contra el dolor de cabeza

La cefalea es una de las principales indicaciones del ginkgo en la medicina china. Ayuda sobre todo en los casos de dolor de cabeza y migraña causadas por un excesivo estrés. En este caso, además del efecto circulatorio, los investigadores señalan que los beneficios pueden ser debidos a la acción de los compuestos antioxidantes presentes en el ginkgo.

Por el contrario, algunas migrañas son provocadas por la dilatación excesiva de los vasos sanguíneos. En esta situación, el ginkgo puede tener poco o ningún efecto. Sin embargo, el ginkgo es ineficaz e incluso puede estar contraindicado cuando el dolor de cabeza es causado por la dilatación excesiva de los vasos sanguíneos.

Mejora el estado de las vías respiratorias

Las propiedades antiinflamatorias del ginkgo pueden reducir la afectación de las vías respiratorias y los pulmones. Puede ayudar a prevenir y reducir la intensidad de las crisis asmáticas y disminuir la tos en las de las bronquitis crónicas.

Disminuye los dolores menstruales

Un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine señala que reduce un 23% las molestias en jóvenes estudiantes. Curiosamente la mejoría se produjo tanto en los síntomas físicos como en los psicológicos.

Página web cofinanciada por